Filosofia

La palabra yoga deriva de la raíz "yuj" que significa unión. El yoga es una disciplina milenaria de Oriente, específicamente de la India, con una tradición de 2,000 años que trabaja la mente, el cuerpo y el espíritu. Es un conocimiento intuitivo y práctico acerca de la salud, la enfermedad, el cuerpo, las emociones y la mente.

Lograr un equilibrio, sobre todo cuando se padece de ansiedad, miedo o depresión, es posible gracias al yoga, una disciplina que, a través de asanas o posturas, ayuda a mejorar el estado físico, mental y espiritual.

Cynthia Salinas, instructora de yoga de Amayal, comenta que esta práctica aporta muchos beneficios a las personas, permitiéndoles sentir una bienestar en su interior y exterior.

"Es una disciplina que va otorgando orden desde el interior. También es balance entre cuerpo, mente y espíritu. Además, es la conexión entre la conciencia individual y a conciencia universal.

"Aquí en Amayal se da hatha yoga, que es el más antiguo, difundido y conocido. Es clásico y suave, no agresivo; se da espacio entre postura y postura para recuperarse y sentir los beneficios en el cuerpo."

La ansiedad, el miedo y la depresión, son estaods que pueden experimentar todas las personas, pero cuando se desbordan y van más allá de lo normal, se consideran patologías. En ese sentido, el yoga ayuda enormemente en función de que va centrándose desde el interior hacia el exterior, estimulando, neutralizando, regenerando y creando una conciencia.

"Cuando el físico se encuentra desequilibrado, el funcionamiento de sistemas y orgános se contrapone, produciéndose desarmonía. El yoga provoca que esa desarmonía se vaya destituyendo poco a poco. Las personas van desarrollando voluntad, perseverancia y eliminando esos aspectos negativos, tornándolos en virtudes."

Esta disciplina, que proviene de la India, parte de la idea de que el cuerpo y la respiración están relacionados con la mente. Por eso, en su práctica se combinan asanas o posturas, ejercicios respiratorios, pensamientos positivos, relajación y meditación, permitiendo experimentar la vida más armónicamente.

Existen estudios diferentes que demuestran que las posturas y las respiraciones del yoga aumentan la actitud positiva, equilibrado las emociones generadas por la ansiedad, el miedo y la depresión.

"Todas las posturas ayudan. En conjunto, brindan esa simpleza de volver a sentir, de vivir de nuevo y recuperar el ser interno, y tener otra percepción. Si asisten a las clases con regularidad, las personas pueden solucionar todos esos problemas.

"La parte espiritual va saliendo y van notando muchos cambios como la paz. El yoga quita inestabilidades emocionales, miedos, contracturas y dolores; traumas y memorias que llevamos dentro."